ACCIDENTES DE TRÁFICO SIN ACUERDO DE CULPA

Colisiónes sin acuerdo de culpa !

Conviene saber:

Si en un accidente de tráfico la valoración de la prueba no es concluyente, es decir, no es posible determinar un culpable, “la indemnización de los daños personales excluye de responsabilidad al conductor” (Tribunal Supremo recurso 2999/2016 sobre Sentencia 294/2019, fundamentado en los principios de solidaridad social con las víctimas de los accidentes de tráfico).

También el Supremo estable en Sentencia 536/2012, de 10 de septiembre que “la solución del resarcimiento proporcional es procedente solo cuando pueda acreditarse el concreto porcentaje o grado de incidencia causal de cada uno de los vehículos implicados; de no ser así, ambos conductores responden del total de los daños personales causados a los ocupantes del otro vehículo con arreglo a la doctrina llamada de las indemnizaciones cruzadas”.

* Por lo general , si ninguno de los conductores implicados lograra «probar ausencia de culpa en el daño causado al otro vehículo» por DAÑOS MATERIALES, se resolverá de la siguiente manera ….

tres únicas posibles soluciones:

  •  Cada conductor indemnizará los daños del otro vehículo
  •  Que las culpas queden neutralizadas, entonces no se indemnizará daño alguno.
  •  Que ambos asuman los daños del otro en un 50%.

De nuevo es el Tribunal Supremo quien se ha pronunciado, estableciendo una nueva doctrina para este supuesto.

Reparto al 50% de las indemnizaciones por daños causados en colisiones recíprocas de tráfico.

El TS ha fijado doctrina en su sentencia del pleno 294/2019, de 27 de mayo. En ella establece la solución aplicable a los casos de daños en los bienes causados por la colisión recíproca de vehículos sin determinación del grado de culpa de cada conductor.

La nueva sentencia del pleno completa la jurisprudencia anterior sobre el resarcimiento proporcional y la doctrina de las indemnizaciones cruzadas. En esta ocasión, para los supuestos de daños en los bienes, en los que el régimen de la responsabilidad civil no se funda ya en el principio de solidaridad social, sino en el de la culpa o negligencia del conductor causante del daño, con la inversión de la carga de la prueba que resulta de la LRCSCVM y del principio general de responsabilidad por riesgo que preside dicha norma.

El pleno de la sala considera que la tercera solución es la más coherente con la efectividad de la cobertura de los daños en los bienes por el seguro obligatorio de vehículos de motor, pues cualquiera de las otras dos o bien podría privar por completo de indemnización, injustificadamente, al propietario del vehículo cuyo conductor no hubiera sido causante de la colisión pero no hubiese logrado probar su falta de culpa, o bien podría dar lugar a que se indemnice por completo al propietario del vehículo cuyo conductor hubiera sido el causante de la colisión pero sin que exista prueba al respecto.

Resumiendo, en una colisión recíproca de vehículos sin determinación del grado de culpa de cada conductor, cada uno asumirá el 50% de la indemnización de los daños del otro vehículo.

Conclusión:

Tras sufrir un accidente de tráfico llega el momento de determinar que conductor es el causante del accidente. Pero no siempre es posible establecer el grado de responsabilidad civil que es atribuible a cada uno de los implicados en la colisión.

Para solucionar esto, el Tribunal Supremo se ha encargado de establecer la doctrina aplicable en tales casos.

  • Los conductores de los vehículos implicados en la colisión tendrán que responder de la indemnización de las victimas cuando no se pueda establecer de quien fue la culpa.
  • Cuando las consecuencias del accidente son daños a los bienes, cada conductor tendrá que asumir la indemnización de los daños del otro vehículo en un 50%.

Ante esta situación, al menos tendrá la posibilidad de cobrar una parte de los daños de la aseguradora contraria.

 

¿Se ha visto implicado alguna vez en un accidente sin culpable?

 

Llámenos al Tel 634 466 569 le asesoraremos en defensa de sus intereses.